Monthly Archives: September 2015

Abrir los ojos, cerrar el alma

Desperté con resaca. Pero no precisamente por un exceso de copas de anoche, es más bien porque me inundé de recuerdos y me dormí ajena a mi realidad. Esta mañana cuando escuché las primeras aves cantar, cuando el motor de los buses que andan por la calle de mi residencia resonaban ya fuertes y cuando el sol se metió entre las persianas, finalmente abrí los ojos. Supe que algo no estaba bien cuando preferí volver a ese mundo que mi mente había recreado para distraerme de la feroz realidad.

Amigos de la noche

La noche está dentro de nosotros. Nos rodea, sí, pero su llegada hoy nos desorientó. El cabello de las chicas azota sus rostros incómodamente . Es el viento que se coló cuando bajamos las ventanas y no ha parado de recordarnos lo fría que es nuestra ciudad a medianoche. Nuestros ánimos están a tope y juntos sonreimos de cualquier cosa.

Esos son los instantes que quiero recordar cuando este arrugada. Esa vida que se cuela entre una fraternal salida nocturna, que nos llena momentáneamente de emoción y júbilo, que nos alegra y nos une.

Soy de las que cree en la amistad. En aquella eterna que te ata a tus hermanos de vida, y en otra pasajera que te une a tus hermanos de aventuras.